Tras un cáncer de mama muchas mujeres deben pasar por una mastectomía, un proceso psicológicamente doloroso que suele concluir con la reconstrucción que les devuelve el volumen de la mama, sin embargo el proceso no finaliza hasta que se le devuelve a la mujer la areola y pezón, solo así se consigue un pecho completo y esto es posible con la micropigmentacion, una técnica conocida por sus posibilidades estéticas y también de gran utilidad para el bienestar de la paciente.

“Esta es una vertiente desconocida para la gente”, señala la directora del Servicio de Micropigmentación Oncológica de la Clínica Corachán en Barcelona, Mª Dolores Pérez Sancho, especializada en micropigmentación paramédica y oncológica, una disciplina orientada a mejorar las condiciones físicas de personas que sufren alguna afección mórbida o traumática. Además de crear una areola tras la mastectomía, puede reformar una areola asimétrica; disimular cicatrices tras aumento o disminución de mamas; camuflar cicatrices y vitíligo, y corregir imperfecciones…

Continuar leyendo en infosalus.com >